cómo hacer un folleto

Ya sea con fines publicitarios o informativos, los folletos son una herramienta de marketing muy eficaz. Proporcionan un método tangible mediante el cual los clientes potenciales pueden obtener más información sobre su producto, servicio o negocio en general.

¡Diseñar un buen folleto es una cosa, pero diseñar un gran folleto es algo totalmente distinto! En este blog, te llevaremos a través de nuestra guía paso a paso para saber cómo hacer un folleto.

Cómo hacer un folleto: Requisitos previos

1. Conoce tu objetivo:

Tanto si estás diseñando un folleto para tu propia empresa, como para un cliente, el primer paso es definir los objetivos. ¿Quién es el cliente ideal?, ¿Será impreso o digital?, ¿Qué quieres comunicar a tu público? Las respuestas a estas preguntas dictarán el diseño del folleto y la estrategia de marketing.

La composición aquí muestra claramente la seriedad y elegancia de la compañía.

2. Mantenerse fiel a la personalidad de la marca:

El siguiente punto del orden del día es revisar las viejas directrices de la empresa. La identidad de tu marca debe ser coherente, independientemente del medio en el que trabajes. Por lo tanto, elije elementos (imágenes, fuentes y colores) que reflejen la personalidad de tu marca y el tono del folleto.

Relacionado: Crea tu identidad de marca usando colores complementarios

3. Revisar el texto

Antes de pasar a saber cómo hacer tu folleto, escribe el texto del mismo. Es importante tener claro lo que vas a decir. Si es una empresa de productos, asegúrate que la USP o propuesta de valor se refleje en el catálogo de la compañía.

Un punto relevante que las empresas suelen pasar por alto es la jerarquía del contenido. Agrupar lo que necesitas comunicar con títulos claros y concisos mejorará la legibilidad general del diseño de tu folleto.

Consejo: Utiliza la herramienta de reescritura de contenido dirigida por IA (inteligencia artificial) de Simplified para escribir textos atractivos.

4. Establece el presupuesto

El siguiente paso, y muy importante, es definir el presupuesto. Este debe incluir el costo de la impresión, el marketing offline u online, y la logística. Empieza con un presupuesto por cartel y luego decide qué es lo más relevante. ¿Necesitas las tintas más caras?, ¿necesitas un papel más resistente?

Diseño de folletos: La ejecución

1. Elegir el tipo de folleto

¿Sabías que hay más de 15 estilos diferentes de plegado de folletos para elegir? El diseño y el contenido del folleto previsto determinarán la forma de plegado del mismo. A continuación, se mencionan algunos de los más utilizados:

Plegado doble:

Un diseño de folleto sencillo pero eficaz. Toma una sola hoja de papel y dóblala en dos. Obtendrás cuatro paneles consecutivos que se leerán como una revista.

Tríptico:

La opción más popular. Doblar una sola hoja en tercios ofrece múltiples diseños. La manera de doblar el papel determina la estructura del folleto. Los trípticos más comunes son los pliegues en “C” y en “Z”.

Pliegue francés:

Los de este tipo parecen un papel más en el bolsillo, pero, tienen un diseño eficaz. Hay que doblar el papel dos veces, vertical y horizontalmente, para obtener ocho paneles.

Parece pequeño, pero se convierte en un folleto completo, ideal para presentar contenidos extensos en trozos pequeños.

Plegado de puerta:

Un pliegue de puerta no es más que un tríptico asimétrico, a veces llamado pliegue de ventana. Esto da lugar a paneles de diferentes tamaños. Por lo general, el panel central es el más grande y, por lo tanto, puede utilizarse para ofrecer más contenido visual.

Si se trata de una empresa de productos, puedes usar el panel grande para transmitir la característica principal de tu producto estrella. Los paneles más pequeños pueden utilizarse para ofrecer una visión general de la empresa, los clientes actuales y los datos de contacto.

Doble pliegue paralelo:

¿Todavía no sabes cómo hacer un folleto? No te preocupes, con la práctica se te irá dando.

Para el tipo de folleto de pliegue paralelo solo debes hacer dos pliegues verticales. Los paneles resultantes son ligeramente más pequeños, pero se obtienen ocho paneles.

Si después de doblar el papel, no sabes qué va en cada lugar, numera los paneles. Esto te ayudará a planificar el orden del folleto.

2. Elegir tipos de letra e imágenes

Las imágenes y los tipos de letra son los dos elementos visuales que hacen que un cartel sea lo que es. Es importante recordar que el diseño de tu folleto tiene que reflejar la identidad corporativa. Siempre es divertido experimentar, pero el resultado final no debe parecer inconexo con otros materiales de la marca.

A la hora de elegir los tipos de letra, hay que atenerse a la regla de los tres: un título, un subtítulo y un tipo de fuente para el cuerpo.

Intenta utilizar siempre tus propias imágenes en el diseño de un folleto de empresa. Sin embargo, si no tienes algunas originales, hay muchas plataformas que ofrecen fotos de archivo gratuitas.

Consejo: Simplified ha integrado un stock, una biblioteca o sitio de fotos gratuito, que te permite acceder a miles de imágenes sin costo mientras diseñas.

Relacionado: Arial vs Helvética: ¿cuál es la mejor opción para diseño gráfico?

3. Ajusta el diseño para mejorar la legibilidad

Al hacer un folleto, debes tratar de dirigir la atención del lector creando jerarquías contextuales y visuales. Utiliza fuentes y tamaños diferentes o segmenta el texto y las imágenes en bloques. Además, usa títulos y subtítulos para que el folleto resulte fácil de leer para todas las personas.

Relacionado: Estrategia de marketing de Nike: aprende cómo lograron el éxito

4. Conoce el papel y el recubrimiento

Ten en cuenta el tipo de papel en el que vas a imprimir tu folleto, así como las opciones de recubrimiento disponibles. Esto afectará la durabilidad del folleto y la percepción de la empresa. Por ejemplo, un folleto grueso con un acabado brillante se percibirá como más elegante.

En general, cuanto mayor sea el gramaje del papel, más grueso será el folleto. La métrica común para medir el grosor es el sistema GSM (Gramos por metro cuadrado). La mayoría de los folletos se sitúan entre 170 y 300 GSM.

Después de elegir el GSM, continúa con el acabado. Puedes buscar cualquiera de estos tres:

  • Mate
  • Semibrillante
  • Brillante

Habla con el impresor para encontrar el que mejor se adapte a tu presupuesto.

5. Explorar las opciones de impresión

Este es el paso más importante después de crear un folleto. Visita la imprenta, si tienes tiempo, para ver algunas muestras en vivo y saber qué se puede esperar. Considera hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Proporcionan una muestra para ver si me gusta el resultado final?
  • ¿Qué se ajusta mejor a mi presupuesto?
  • ¿Realizan combinaciones de colores?

Hoy en día, algunos impresores ofrecen tintas especiales para añadir ese factor de empuje al diseño del folleto de tu empresa. Algunas de ellas son:

  • Foil o lámina metaloplástica: Una tinta brillante y metálica
  • Estampado: Un proceso de presión de una forma o imagen en el papel para crear un efecto de relieve
  • Punto UV: Un revestimiento brillante aplicado para llamar la atención sobre los titulares y otros elementos valiosos.

6. Incluye un llamado a la acción o CTA

La razón principal para diseñar un folleto es animar al público a realizar una acción. Por lo tanto, es importante darle al CTA un lugar central en el diseño. Recuerda que debes colocarlo en varios lugares del folleto; esto maximizará el compromiso del cliente, incluso si no lee todo el papel.

¿Estás preparado para simplificar tu marketing?

Esperamos que esta guía paso a paso de cómo hacer un folleto te ayude a empezar a elaborarlo hoy mismo. No olvides que diseñar un folleto es una forma estupenda de dar a conocer tu nombre o marca ¡Aquí podrás empezar gratis a crear el tuyo!

You may also like

Comments are closed.